Los hechos

 
Otras informaciones | Cronología de antecedentes | - Toda la verdad sobre el 11M - | Elecciones 14M | Enlaces | La trama asturiana | El Geo muerto | Los hechos | Teorías conspirativas | Ultimas noticias | Informes | El piso de Leganés | Acusados | Explosivos y móviles
 
Los hechos
 
 
Madrid, 11 de marzo de 2004, 7.39 horas. Tres bombas explotan en un cercanías procedente de Alcalá de Henares que se encuentra a 500 metros de la estación de Atocha. Pocos segundos después, cuatro explosivos revientan otro convoy que ya había entrado en la vía 2. El caos y la confusión se apoderan de la capital. Inmediatamente, el SAMUR monta un hospital de campaña en el polideportivo Daoíz y Velarde, en la calle Téllez. En el primer tren, los TEDAX desactivan un cuarto artefacto que no llegó a explotar.

Apenas han pasado unos minutos cuando otras dos explosiones sacuden la estación del Pozo del Tío Raimundo. En los andenes de Santa Eugenia, otra carga explosiva destroza otro convoy. En apenas tres minutos, 10 mochilas bomba han sembrado la destrucción y el pánico en Madrid. En plena hora punta, cuando los cuatro trenes de cercanías transportaban a cientos de trabajadores y estudiantes que, a diario, realizan el mismo trayecto entre el Corredor del Henares y la capital.

Madrid, en alerta

Los equipos de emergencia se desplazan inmediatamente a los lugares de los atentados. El Samur monta un hospital de campaña en las cercanías de Santa Eugenia. RENFE corta el tráfico en las líneas de Cercanías afectadas, y la operación 'jaula' en Madrid empieza a tener consecuencias en el tráfico. Los medios de comunicación hablan de «decenas de víctimas mortales». Madrid acaba de ser escenario del mayor atentado terrorista de la historia de España. El balance, estremecedor: 190 muertos y alrededor de 1.500 heridos.

Los hospitales de Madrid activan el Plan de Emergencia ante catástrofes, mientras los ciudadanos responden masivamente al llamamiento urgente para que se acuda a donar sangre. Los cadáveres se van trasladando al pabellón 6 de Ifema, en el Parque Juan Carlos I, donde médicos, forenses, psicólogos y psiquiatras atienden a los familiares que se desplazan hasta allí para identificar a las víctimas.

A cuatro días de las elecciones generales, todos los partidos políticos suspenden los actos previstos en sus respectivas agendas electorales. Cientos de personas se manifiestan en toda España para protestar por la masacre. Por primera vez desde el 23-F, el Rey se dirige a la nación. Lo hace para mostrar su solidaridad con las víctimas y pedir «unidad, firmeza y serenidad» en la lucha contra el terrorismo.

Polémica jornada de reflexión

Buscando culpables, las primeras miradas se dirigen hacia ETA. Y desde el Gobierno se sigue insistiendo en señalar a la banda terrorista cuando las investigaciones empiezan a desvelar la posibilidad de que sea la red de Bin Laden, Al Qaeda, la responsable de los ataques. La noche del sábado 13 de marzo, jornada de reflexión electoral, muchos ciudadanos se manifiestan en las principales ciudades españolas para exigir transparencia y acusan al Gobierno de ocultar información.

El 14 de marzo, los españoles acudieron a su cita con las urnas marcados por la tragedia del 11-M, nuestro 11-S. Una fecha que forma ya parte de nuestra historia.

Fuente: EL MUNDO
COLABORACIONES
Los Trenes. Escrito por Rocco.
La rigurosa puntualidad con la que operan los trenes de cercanías que cada día vierten sobre Madrid cientos de miles de trabajadores. Esa puntualidad permitió que las bombas colocadas en tres de los cuatro trenes estallaran justo cuando los convoyes permanecían detenidos en los andenes de una estación, donde el horror puede alcanzar mayores proporciones a una hora de gran afluencia.

Entre las 7 y las 7.15 horas de la mañana partieron de la estación de Alcalá de Henares los cuatro trenes de la muerte. En realidad lo de la puntualidad lo dice RENFE pero todos sabemos que no siempre es así, tres de los cuatro trenes estarían detenidos en las estaciones de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo. Los terroristas habrían podido verificar esta circunstancia en el estudio previo que hayan realizado del atentado. Bastante tiempo subiendo y bajando de los trenes dejando falsas mochilas y otro quedándose observando la reacción de la gente, amén de volver a sus actividades normales todos los días para no levantar sospechas cruzando toda la ciudad Los dos primeros trenes, los que estallaron en Atocha y sus cercanías, en los que fallecieron más de 100 personas, partieron de las vías 6 y 4 de la estación de Alcalá de Henares. El primero (por número 21431, vía 6) partió a las 7.00 horas. El segundo (17305, vía 4) lo hizo a las 7.05. Ambos compartían el mismo andén, lo cual significaba que los terroristas podían ejecutar su macabro depósito de mochilas y bolsas sin necesitar desplazarse demasiados metros. Es más, ambos trenes debieron coincidir detenidos y con sus puertas abiertas durante unos breves minutos. Fueron además los dos trenes en cuyo interior estalló un mayor número de bombas: en el primero explotaron tres de las cinco colocadas, las tres situadas en la parte trasera del convoy.

El segundo vació toda su carga explosiva: estallaron las cuatro bombas colocadas en su interior. Por ser Alcalá de Henares principio y final de trayecto de estos trenes ambos debieron permanecer un promedio de siete minutos expuestos a la acción de los terroristas. "Es el tiempo que se suele tardar en cambiar de maquinista", manifestó ayer un jefe de circulación de RENFE. "Hay que tener en cuenta que el tren que sale a las siete habrá llegado a Alcalá de Henares unos minutos antes. En ese periodo, el maquinista abandona el tren y pone en marcha el pantógrafo, para que otro maquinista entre en la parte trasera del convoy que se convierte para el viaje hacia Madrid en la cabecera del tren". En ese periodo, los usuarios que llegan a Alcalá abandonan los vagones y los que proceden a dirigirse hacia Madrid comienzan a entrar.

Depositar nueve bombas en bolsas o mochilas. Cada vagón mide 25 metros y hay seis vagones, en dos grupos de tres por cada unidad. No es posible comunicarse por el interior de los trenes entre una unidad y otra porque están unidas por dos cabezas tractoras, que son las que cuentan con una cabina para el maquinista. ¿Cuánta gente era necesaria para hacer este trabajo, para transportar nueve bolsas que pesarían entre 8 y 13 kilos cada una, para dejarlas en el interior de las papeleras o en el maletero sin levantar sospechas, probablemente para entrar y salir de un vagón a otro rodeados de una multitud diligente pero descuidada, ingenua ante lo que alguien ajeno a ellos podía estar tramando? No me los imagino brincando de un tren a otro dejando bultos sin despertar sospechas por lo tanto 9 bultos nueve personas. Y otro detalle: la exactitud del servicio de cercanías no admitía duda alguna para los terroristas: cada día laborable, los trenes 21431 y 17305 comparten ese andén. No hay variaciones de un día para otro. "Un servicio que transporta tanta gente cada día tiene que funcionar así. No hay espacio para la improvisación, salvo que pase algo anómalo", comenta el jefe de circulación. Una rutina impecable es también una ventaja para los asesinos. También con trenes numerados y durmiendo en cocheras no debe ser difícil introducir en ellas y dejarlo preparado la noche anterior, últimamente no suelen robar muchos trenes y llevárselos de la estación no deben estar muy vigilados pero bueno esta es otra teoría.. Cabe también la posibilidad de que los terroristas encargados de colocar la carga mortal permanecieran en el interior de los trenes durante parte de su trayecto. No hay información disponible sobre ese detalle. Si lo hicieron tenían que contar con otro dato: podían hacerlo hasta Vicálvaro porque en esa estación hay una conexión directa con el metro. Siempre y cuando no te llame Vodafone para felicitarte como nuevo cliente, ofreciéndote mensajes gratis. El tercer tren planteaba un problema (número 21435). Tenía su salida a las 7.10. Procedía de Guadalajara y, precisamente por ello, era el que estaba menos tiempo detenido en la estación. No necesitaba de cambio de maquinista y mantendría sus puertas abiertas no más de minuto y medio. Se detuvo en la vía número cinco, a una cierta distancia del andén que comunica las vías 6 y 4: este tren llevaba cuatro bombas, de las cuales estallaron dos. Por lo tanto ya tenemos 13 terroristas. Una de ellas, depositada en una bolsa de deportes, fue encontrada con posterioridad y permitió a la policía conocer ya con exactitud las características de los explosivos (Goma2-Eco reforzada con metralla), el tipo de detonador empleado y el uso de un teléfono móvil como temporizador. Salvo que esta bolsa es la única que existio y ya la tenían preparada con las tarjetas que vendía el Jamal debía tener un montón Si todo el operativo se efectuó en Alcalá de Henares, éste fue el tren que contó con menos tiempo para colocar la carga explosiva. Por ese motivo, quizás, fue el que registró mayor porcentaje de errores: sólo estallaron el 50% de las bombas colocadas, aunque no por ello sus efectos dejaron de ser demoledores: casi 70 muertos en la estación de El Pozo, su destino final el 11 de marzo. Me imagino que con una mochila con explosivos sobre la espalda no se pueden tener errores Cinco minutos después debía salir el cuarto tren (número 21713). A las 7.15, la hora en la que presumiblemente los terroristas debieron de dar por terminado su macabro trabajo. El cuarto tren no estaba muy lejos del tercero, en la vía 2. Y además tenía la misma característica de los dos primeros: era un tren con final y principio en Alcalá de Henares, lo cual significa entre cinco y siete minutos de tiempo disponible. Sin embargo, en este tren sólo dio tiempo para colocar una bomba, causante de algo más de una quincena de muertos en la estación de Santa Eugenia. ¿Había diseñado algún reparto equitativo de bolsas y mochilas letales? ¿Depositaron los terroristas sólo una mochila en el cuarto tren por no disponer de más bombas o porque no tuvieron más tiempo? Tenemos 14 Terroristas, independiente de los del grupo de Apoyo o con coches esperándolos. Otro pequeño problemita: El primer Tren que salió a las 7 de Alcalá: hora de explosión 7,39. El tren, si hubiera ido en hora debería encontrarse ya cerca de Nuevos Ministerios.

Tren que salió a las 7,05. Explotó a las 7,39. Hora de salida de Atocha 7,38.
Por lo tanto dos trenes en el Túnel, esto tiene dos contradicciones una mayor barbarie, dentro del túnel y con el humo, terrible... pero los teléfonos¿ TIENEN COBERTURA DENTRO DEL TUNEL?. ¿Cómo explotaron las bombas antes del Túnel? Alguien estaba viendo los trenes para que sucediera antes del Túnel y emitir el mensaje de la muerte.